¡Damos el banderazo de salida a la temporada vacacional de invierno! No hay mejor lugar para conjugar la emoción por las fiestas, el anhelo de un merecido descanso y la ilusión de poder al fin disfrutar de tiempo libre, que las carreteras de México. En las vías podemos ver claramente las ganas de llegar al destino donde habrá de concretarse, sin embargo, millones de personas buscan exactamente lo mismo, por lo que es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones para conseguirlo sin contratiempos:

 

  1. Mentalízate y descansa. Aproximadamente, 1,725 millones de vehículos transitan cada día por las carreteras en esta temporada, ¿cuál es el horario óptimo para salir hacia tu destino? ¿Dormiste bien? Piensa que es probable que tardes más en llegar debido a la gran afluencia de autos, sobre todo en tramos largos. Te recomendamos que antes de salir consultes la hora estimada de llegada en alguna aplicación en tu smartphone y que pienses que, por ejemplo, para llegar desde la CDMX a Puerto Vallarta puedes pasar más de 11 horas frente al volante.
  1. Prevé tu ruta: Cuando estás en una carrera sabes cuántas vueltas debes dar, cuánto tiempo dura, en qué momento son tus paradas. Lo mismo sucede en un tramo carretero. Ya sea que te desplaces de la Ciudad de México a Cuernavaca o manejes 1,850 kilómetros hasta Cancún, debes prepararte, saber cuál es la ruta, el costo de las casetas, dónde te vas a detener si es que tu viaje incluye paradas ya sea para comer, descansar las piernas o dormir; dónde repostar combustible e incluso, cuáles son las condiciones meteorológicas, pueden existir lluvias fuertes o nevadas en tu camino.

 

  1. Parte de lo esencial: Revisa los niveles de aceite, frenos, anticongelante, que la presión de aire en las llantas sea la correcta, que tengas gasolina suficiente, es decir, empieza tu viaje con un auto en perfectas condiciones. La intención de viajar es llegar a tu destino y no quedarte a medio camino. Puedes hacerlo tú mismo si sabes cómo, si no, lo más recomendables es acudir a tu agencia para que le realicen una revisión. Generalmente las gasolineras y estaciones de servicio suelen ofrecer aditivos, te sugerimos sólo adquirir alguno en caso de que seas cliente del establecimiento y prestar atención a lo que estás poniendo a tu coche, pues en ocasiones puede resultar contraproducente.
  1. Prepárate para una emergencia: Cuando revises la presión de tus neumáticos y niveles, verifica que tengas llanta de refacción con aire, herramienta para cambiar la llanta y triángulos de emergencia. En caso de que se te pinche un neumático, coloca los triángulos de señalización 50 metros antes de la localización de tu vehículo.

 

  1. No hagas muchas paradas: Programa tus paradas pero detente sólo para lo necesario. Incluye entre tus artículos de viaje un telepeaje con crédito para no perder tiempo en las casetas y por seguridad, nunca te pares a descansar sin saber dónde estás; si necesitas hacerlo, párate en una gasolinera o restaurante, jamás a media carretera. Si estás muy cansado, disminuye la velocidad, toma aire, abre las ventanas, pero no te duermas.

 

  1. Maneja con más atención: Ya sea que vayas a La Marquesa o viajes a Villahermosa, siempre tienes que esperar que otro auto cometa un error, esto es el manejo a la defensiva. Maneja dejando una distancia prudente al automóvil de adelante y cuida los vehículos a tu alrededor durante todo el camino. Considera los coches de adelante, atrás y a los lados. Por ejemplo, si dos coches adelante frenan de pronto, tienes que saber si puedes cambiar de carril o si debes frenar también en caso de que venga alguien a tu lado y poner las luces intermitentes para los autos detrás de ti.

 

  1. No esperes a la reserva: Busca con anticipación estaciones de servicio donde puedas cargar gasolina. No esperes a no tener una gota de gasolina para comenzar a buscar; lo más recomendable es prever repostar combustible cuando tu indicador marque que resta un cuarto de tanque. Nunca cargues huachicol. $12.50 pesos por litro es un precio demasiado atractivo, sin embargo, la bomba de gasolina de tu auto es mucho más cara. Al no ser gasolina, sino una serie de productos químicos que incluyen thinner y otros disolventes combinados con combustible, el huachicol descompone los sellos y hules de la bomba por lo cual todo el sistema de inyección podría quedar averiado.

 

  1. Vista fija: Si tienes que manejar de noche y en carretera de doble sentido como son muchas carreteras del sureste del país, no mires directo a los faros del coche que viene de frente porque puedes quedar deslumbrado. A donde tienes que dirigir tu mirada, es la raya continua del lado derecho de tu coche. Ahí se apunta la vista. Y por supuesto, por cortesía, siempre concede cambio de luces.

 

  1. No te distraigas ni te pelees. Mientras menos tiempo pases desconcentrado, más accidentes evitas. Sabemos que tú o tus acompañantes pueden llegar a desesperarse, sin embargo, intenta mantener un ambiente de armonía al interior y al exterior de tu auto; no sabes con quién podrías tener un percance. Diviértete con tus amigos o familia cantando, pon videos o películas a niños y si tienes algún problema, mejor detente en un lugar seguro para evitar accidentes.

 

  1. No son carreras: No compitas. Se fino con el acelerador y suave con tus frenos, gastarás menos gasolina. Desacelera en vez de frenar y no te pegues al auto que tienes al frente; al final, puedes tardar diez minutos más en llegar a tu destino, pero vas a llegar. En las carreras, para ganar hay que acabar, de nada sirve ser el más rápido si vas a chocar.