El equipo y voluntarios de Bridgestone México, arrancan la “Navidad Bridgestone” compartiendo la alegría de la temporada con regalos y donativos para 63 niños del Centro de Desarrollo Integral “Lucecita Tláhuac”.

 

Alrededor de 80 donantes y 17 voluntarios de la compañía, provenientes de las oficinas corporativas de la CDMX y de la planta ubicada en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, se unieron en esta iniciativa anual, que busca apadrinar a menores de edad en situación vulnerable para cumplir sus deseos de Navidad.

 

“Nos emociona y nos llena de orgullo poder compartir y celebrar con los niños estas fechas tan especiales. Navidad Bridgestone forma parte de nuestro compromiso global de Responsabilidad Social Nuestra Manera de Servir, que tiene como principal objetivo contribuir a mejorar las comunidades en donde operamos”, afirmó Amelia Vives, Gerente de Comunicación Corporativa y Responsabilidad Social para Bridgestone Latinoamérica Norte, BS-LAN.

 

Por su parte, Ana Robledo, Coordinadora del Centro de Desarrollo Integral “Lucecita Tláhuac”, dio la bienvenida a los voluntarios y afirmó que “para los niños fue un momento muy esperado, estamos realmente muy agradecidos por el esfuerzo, entrega y generosidad que cada voluntario de Bridgestone puso en la celebración; pero, sobre todo, en la convivencia con nuestros niños”.

 

Durante la posada organizada por la compañía, en colaboración con la Fundación Save The Children, voluntarios y niños compartieron horas de diversión con actividades y juegos propios de la temporada navideña romper la piñata y el canto de villancicos, para concluir con la entrega de juguetes, ropa y regalos para cada niño.

 

Como parte del Programa de Voluntariado de la compañía, durante 2018, los voluntarios de Bridgestone México realizaron más de 740 horas de trabajo que beneficiaron a más de 650 personas y comunidades.