– Con el apoyo de Quálitas, UNNE logró disminuir un 75 por ciento su nivel de siniestralidad, lo que le ha permitido posicionarse como la empresa de autotransporte más segura del sector.

 

Disminuir los accidentes de tránsito, reducir los robos y capacitar a los operadores de camiones para que adquieran conciencia vial, son las tres acciones puntuales que cualquier empresa de transporte debe implementar en cuanto a prevención de riesgos.

 

UNNE, empresa 100 por ciento hidalguense de soluciones logísticas, con 46 años de experiencia, ya estableció esos tres puntos con resultados exitosos. Sus directivos aseguran, es debido a que el equipo de Quálitas los “arropó” como su caso de éxito y hasta la fecha siguen con el mismo entusiasmo, ayudándolos para continuar como la compañía de autotransporte más segura del país.

 

“Sinceramente, llegamos a Quálitas con altos índices de siniestralidad, en particular colisiones. Pero lo que hizo el equipo Quálitas fue no darse por vencido; no nos soltaron hasta lograr el objetivo de reducir las cifras de accidentes y actualmente, lo hemos logrado en un 75 por ciento”, dijo Marco Pulido, Director de Finanzas de UNNE, calificada como la empresa de transporte de carga número 10 a nivel nacional y la número uno en transporte de carga especializada en México.

 

Pulido aseguró que los ejecutivos de Quálitas han estado, desde hace 7 años que comenzó su relación, a su servicio, para así lograr sus objetivos de disminuir los índices de robo y colisiones, ofreciendo soluciones personalizadas.

 

¿Cómo lo consiguieron? Instauraron dos gerencias para dar respuesta puntual a los siniestros delictivos, una para combatirlos y otra, para prevenirlos. Asimismo, implementaron sistemas de monitoreo y comportamientos de manejo de la más alta innovación tecnológica, elaboraron un catálogo de rutas y paradas autorizadas y establecieron operativos carreteros para sus propios conductores.

 

“Gracias a estas gerencias y a la tecnología que implementamos, se estudian constantemente los hábitos de manejo de los operadores. Cada mes los 20 conductores con menores calificaciones en cuanto a sus hábitos de manejo tienen cursos impartidos por ex choferes en donde les ofrecen las mejores prácticas de conducción”, explicó Guillermo Nivon, Director de Proyectos y Nuevos Negocios de UNNE, firma con 1,350 empleados, 60 por ciento de ellos, operadores de camiones.

 

UNNE, que cuenta con 10 bases a lo largo del país, en conjunto con el área de Prevención de Riesgos de Quálitas -aseguradora que tiene el 100 por ciento de su flotilla protegida-, crearon hace más de 5 años un comité de siniestralidad, en donde una vez al mes se discuten problemáticas, se proponen soluciones y se les da seguimiento para obtener las mejoras.

 

“Estamos muy orgullosos de tener a UNNE como nuestro cliente, ya que definitivamente se han dejado asesorar por nosotros en todos los aspectos, incluso tienen gran apertura para implementar nuestras innovaciones”, puntualizó Christian Rivera, Gerente de Prevención de Riesgos de Quálitas.

 

Sin embargo, UNNE también se ha enfrentado a otra problemática: la mano de obra -actualmente hay 80 mil puestos vacantes de operadores a nivel nacional- . Ante esta dificultad, crearon una escuela en conjunto con el Gobierno de Hidalgo.

 

En esta escuela de operadores, sus alumnos son capacitados, no sólo en hábitos de manejo, sino también con entrenamientos sobre honradez, buen comportamiento, servicio al cliente, y por supuesto, conciencia vial. Para retenerlos, se les otorgan bonos y compensaciones especiales y mantienen una comunicación específica sobre los continuos mensajes que deben conocer.

 

“Este año se graduará la tercera generación con 40 alumnos y con ella habremos lanzado 100 operadores al mercado”, explicó Nivon. “También comenzaremos muy pronto a reclutar chicos de zonas marginadas de la sierra de Hidalgo para capacitarlos desde cero. Nuestro objetivo es que los operadores no sean un peligro para la gente que viaja en las carreteras”, adelantó.

 

Actualmente, el equipo de UNNE está enfocado en seguir manteniendo sus protocolos de seguridad vial y mejorarlos a través de todos los proyectos, que en conjunto con Quálitas, ha implementado. Y aunque ese tema, a veces va más allá de sus protocolos, debido a la inseguridad que existe en el País, ahora sus esfuerzos pueden concentrarse en obtener el siguiente año, la norma internacional ISO 39001, que certifica en sistemas de gestión de la seguridad vial a las empresas.