– El crecimiento se ralentiza en el tercer trimestre debido a la caída en Argentina.

 

– Como en Estados Unidos, los SUV y pickups ganan terreno; los subcompactos siguen liderando el ranking por segmentos.

 

Se confirma el buen momento del mercado automotor latinoamericano. Las ventas de vehículos de pasajeros y comerciales crecieron el 4.9 por ciento entre enero y septiembre de este año totalizando 4.28 millones de unidades, entre los nueve mercados más importantes de la región.

 

El total reivindica a la región como el cuarto mercado más grande del mundo por detrás de China, la Unión Europea y Estados Unidos y por encima de Japón.

 

“La lenta recuperación brasileña explica gran parte del aumento registrado hasta septiembre, pero no es claro hasta cuando este mercado podrá jalonar el resto de la región, sobre todo cuando Argentina y México están en rojo”, comenta Felipe Muñoz, analista global de JATO Dynamics. No obstante los resultados positivos, el crecimiento se ha ralentizado con respecto a los números registrados durante el primer semestre. Muñoz agrega: “hasta junio el aumento de las ventas era del 7.0 por ciento pero el deterioro de la situación económica en Argentina y la situación del crédito en México, inician afectar negativamente el total regional”.

 

La situación en Brasil presenta dos escenarios opuestos. Por un lado la economía sigue recuperándose y cada vez son más los consumidores que se animan a adquirir un vehículo nuevo, aunque los 1.78 millones vehículos vendidos hasta septiembre distan mucho de las 2.67 millones de unidades vendidas durante el mismo periodo en 2012. Por otro lado, la producción está viéndose afectada por la caída en las exportaciones como consecuencia de la crisis argentina. Solo en septiembre las exportaciones brasileñas a la Argentina cayeron un 35 por ciento.

 

Y es que las dificultades por las que atraviesa la economía argentina son quizás la mayor amenaza al crecimiento de la región. Es el tercer mercado más grande y el mayor destino de las exportaciones brasileñas. “Argentina puede echar por la borda la recuperación en Brasil, sobre todo si ésta última sigue siendo tan lenta”, comenta Vitor Klizas presidente JATO Dynamics Brasil.

 

México, el segundo mercado por volumen de ventas, y el primer exportador de la región, deja atrás los fantasmas de la incertidumbre política y económica de las elecciones y del acuerdo comercial con EEUU. Sin embargo, como anota Gerardo San Roman, presidente JATO Dynamics para America Latina, “la disminución de las ventas obedece a los plazos de crédito tan largos de hasta cinco años que dieron las armadoras, por lo que los consumidores se están tomando hoy el tiempo necesario para disminuir su deuda.”

 

Pero Brasil no es el único jalonador de crecimiento. La aceleración en el crecimiento de la economía chilena, junto con una caída de precios y mayor confianza de los hogares explican el buen momento de ese mercado. De hecho durante septiembre, el total vendido en este país (39 mil 200 unidades) estuvo muy cerca del total visto en Argentina (46 mil 100 vehículos).

 

Los autos subcompactos (segmento B) siguen dominando las calles de la región. Hasta septiembre se han vendido más de 1.7 millones de unidades que equivalen al 40 por ciento del total del mercado. Este segmento lo lidera la General Motors con 355 mil unidades vendidas, o 2.9 por ciento menos que en el mismo periodo de 2017.

 

Le sigue el grupo Volkswagen con casi 321 mil vehiculos, superando a Renault-Nissan que acusa una caída del 9.2 por ciento como consecuencia de una menor demanda del modelo Renault Sandero.

 

Aunque la mayor parte de los vehículos vendidos en la región son subcompactos, la fuente principal de crecimiento son los SUV. La demanda de los primeros creció el 4.4 por ciento entre enero y septiembre, mientras que los últimos registraron un 18.6 por ciento de aumento. Brasil y Chile jalonan el crecimiento y en menor medida Puerto Rico y Ecuador, en donde las ventas crecieron un 48.5 y 44.3 por ciento respectivamente. La mitad de los SUV vendidos en la región corresponde a los B-SUV.

 

La mayoría de los SUV vendidos en el subcontinente llevan los logos del grupo Renault-Nissan, el cual controla el 20 por ciento del segmento. El Nissan Kicks continúa liderando el ranking regional con 65 mil 600 unidades, o un 45.4 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado. Le sigue el grupo Hyundai-Kia con el 13 por ciento de participación y el grupo FCA, que supera a Honda gracias a sus populares Jeep Compass y Renegade, el tercer y quinto SUV más vendidos.

 

El Chevrolet Onix se confirma como el auto más popular de America Latina con casi 178 mil unidades, o un 7.9 por ciento más que en el mismo periodo de 2017. Este hatchback del segmento B fue el modelo más vendido en Brasil y el cuarto más vendido en Argentina y representa el 27 por ciento del volumen vendido por General Motors en la región. Ford también confirma al Ka (conocido como Ka+ en Europa) como el segundo modelo más vendido, mientras que la tercera posición cambia y ya no es el Volkswagen Gol sino el Nissan Versa.

 

Las marcas chinas representaron el 2.4 por ciento del total de las ventas en el periodo. En total vendieron 102 mil 200 unidades, o un 35 por ciento más que el total visto entre enero y septiembre de 2017. Estas marcas tienen sobre todo cabida en Chile, Perú y Ecuador, en donde controlan entre el 12 y el 15 por ciento del mercado.