-Las inversiones fluyen de acuerdo a lo programado.

 

Indudablemente se ha tenido una caída en el volumen de ventas de la industria automotriz, y de manera paralela también en la oferta del crédito, pero este cierre de año, se esperan mejores resultados, por lo menos así se ha proyectado para General Motors de México.

 

De tal forma que se espera que la compañía afiance entre un 15 y 16 por ciento de penetración, ante una industria automotriz que en su conjunto logre 1.5 millones de unidades comercializadas, dijo en entrevista Ernesto Hernández, presidente y director general de General Motors de México.

 

En otros escenarios, y como resultado del nuevo acuerdo comercial para la región de Norteamérica, la regla de origen se ve positiva para General Motors; hay signos positivos en esta nueva realidad con un incremento en el contenido regional de piezas fabricadas, la cual pasará de 62 a 75 por ciento, a cumplir en un periodo establecido.

 

En algunas materias primas como el aluminio y cero, la compañía está bien posicionada, y por el lado de las inversiones ya anunciadas, no hay cambios, por el contrario, todas se han aplicado según lo programado.

 

Así es que las inversiones están firmes, y en las que se ha trabajado por varios años, por lo que no se ha parado un solo proyecto, porque México sigue siendo un mercado muy atractivo en inversiones extranjeras.

 

Por lo que GM está optimista con el nuevo acuerdo comercial, y lo que falta para la firma es alcanzar plenamente la capacidad de producción.

 

“En otro paralelo, con la nueva administración del gobierno federal, no ha habido un acercamiento, pero lo que es un hecho, es que GM a nivel mundial trabaja con diversos esquemas de gobierno y la compañía siempre ha trabajado sin ningún problema; México es un gran país, y seguiremos echados para adelante”, puntualizó el ejecutivo.

 

Por lo que se continúa con la expansión de la fábrica de San Luis Potosí, y con la modernización de la fábrica de Silao, en donde se producen las nuevas camionetas pick up, y justo en este momento se pueden ver la Silverado y la Cheyenne.

 

Sin dejar de mencionar a la camioneta Blazer para el complejo de Ramos Arizpe, y con una importante modernización de maquinara en la planta de Toluca, Estado de México. Y con las cuales GM México exporta más del 80 por ciento de lo que produce.

 

General Motors, con su complejo industrial de Ramos Arizpe producirá otra camioneta todo terreno (SUV), así es que GM está preparada para incrementar contenido regional. Y seguramente si habrá nuevas inversiones por parte de los proveedores que se sumen a la producción de GM, ya sea con expansiones y/o nuevas inversiones, dijo el Presidente y Director General de General Motors de México.