La competitividad que llevan Chevrolet y Ford es añeja, pero más que en las marcas son dos de sus productos los que serán eternos rivales. El Mustang recientemente añadió potencia y anunció que trabajan en al menos una versión híbrida, por lo que GM no dejará que el Camaro se quede atrás y ya tiene planes a futuro.

Y es que esta competencia es pareja, y cuando uno eliminó a los V6 y los cambió por un motor de cuatro cilindros, el otro hizo lo mismo. Parece que Chevrolet también pretende crear un Camaro híbrido y ya pregunta a sus compradores que les gustaría ver.

Son dos las opciones que suenan en dicho apartado, la primera sería un motor de cuatro cilindros de 2.0 litros, que combinado con el propulsor eléctrico desarrollaría 365 caballos de fuerza y una aceleración de 0-100 km/h estimada en 4.4 segundos. La segunda alternativa podría ser enfocada al poder y no al consumo, pues se habla de un V8 de 455 equinos y aceleración de 0-100 km/h en 3.7 segundos.

Por otra parte, habrá una renovación en el corazón de cuatro cilindros que el Camaro usa actualmente, ya que quedará atrás aquel de 2.0 litros y turbocargador, para dar paso al  cuatro en línea de 2.7 litros y 310 caballos, también turbo-aspirado, el mismo que emplea la nueva Silverado en los Estados Unidos.

 

Por ahora no hay una fecha estimada para aplicar los cambios, aunque las variantes híbridas serían en respuesta al Mustang híbrido, que debería salir al mercado en el 2020, por lo que no sería extraño ver las versiones “verdes” del Camaro ser lanzadas cerca de esas épocas.