Hace más de 15 años que Tesla comenzó a venderse en suelo estadounidense y en voz propia de su ahora ex chairman, Elon Musk, lograrían ser la marca de automóviles eléctricos más importante del mundo, además de que pretendían ser la marca más vendida.

 

Y a pesar de los problemas de producción, logística y la reciente dimisión y multa a Musk, la firma californiana sigue avanzando en su planes y la ventas que lograron a lo largo de los primeros tres cuartos del año los avalan, incluso mejorando números contra otras marcas con más tiempo en el mercado.

 

Ahora fue Jaguar quien fue rebasada por el brío y estrategia de Tesla, pues durante los primeros nueve meses del año solo lograron colocar en el mercado a un total de 136 mil unidades de manera global, mientras que la armadora de coches eléctricos pudo vender 154 mil vehículos en el mismo lapso de tiempo.

 

La pieza clave para Tesla ha sido la incursión en el mercado del Model 3, el cual tiene una sobre-demanda importante que ha obligado a la armadora estadounidense a forzar la “maquinaria” para poder producir más  unidades para satisfacer la necesidad.

 

Tan solo este modelo registra ventas por 82 mil 400 réplicas en todo el año, pero en los últimos tres meses Tesla reporta la entrega de 55 mil 840 Model 3, lo que supera al portafolio completo de la firma inglesa, que en el mismo periodo de tiempo solo vendió 41 mil 940 automóviles, ambos a nivel global.

 

No cabe duda que los eléctricos son el futuro y Tesla sigue ganando posiciones como una de las marcas con mejor actualidad y futuro.